Por qué sus emails no se abren y no es culpa de su ISP
2 diciembre 2011

Por qué sus emails no se abren y no es culpa de su ISP

Publicado originalmente en blog.deliverability.com

 

A menudo me llaman clientes – habitualmente grandes clientes con grandes presupuestos para el área de email marketing – avisándome de lo que perciben está pasando desde hace algún tiempo (pueden ser meses o incluso años): sus envíos muestran una bajada gradual en los ratios de apertura. Esto, comentan, ocurre mientras las tasas de hardbounces y de spam complaints se mantienen bajas e incluso con ratios de click y de click conversion ligeramente más altos. ¡Está claro! ¡Algo está pasando, arreglémoslo!

Cuando tengo que enfrentarme a este tipo de situaciones, y siempre asegurándome de que todo está funcionando de forma adecuada desde el punto de vista técnico, le planteo al cliente dos cuestiones: ¿Cómo está analizando la reactividad de los usuarios ante sus envíos? ¿Qué está haciendo con los usuarios inactivos? El 99% de las veces no existe un plan que aborde la reactividad e incluso el cliente se muestra confundido porque no comprende cómo este paramétro podría siquiera afectar a la entrega de sus emails. Aceptémoslo: si uno o varios ISPs están bloqueando nuestros emails debido a problemas relativos a la infraestructura (ausencia de autenticación, fluctuación de volumen) o a la limpieza de la lista (demasiados hardbounces, envíos a spamtraps) todos lo sabrán: las estadísticas de entrega para esos dominios bajarán de forma drástica y algunos usuarios incluso se quejarán. Sin embargo, si un ISP filtra sólo una parte de los emails a la carpeta de spam debido a la baja reactividad de los usuarios, el decrecimiento de los números no será tan obvio y es entonces cuando podemos estar hablando de una “bajada gradual enlos ratios de apertura”.

Actualmente ya no es suficiente contar con la infraestructura adecuada, una base de datos limpia basada en double opt – in y, quizá, un potente programa de certificación como el que ofrecen empresas como Return Path. El objetivo de los ISPs es entregar aquellos emails que son relevantes para los usuarios y, sorpresa, han descubierto que la forma más eficiente de hacerlo es dejar a los propios usuarios que digan qué debería hacer el ISP con el email. El Santo Grial de la entrega, si existe, se convierte por tanto en la relevancia. Es por esto que mis tres consejos al cliente son:
  • Analizar la reactividad de los usuarios en profundidad.
  • Identificar a los usuarios inactivos basándose en el criterio adecuado para su negocio.
  • Comunicarse con ellos de una forma diferente a la utilizada con el resto de usuarios.
De igual manera en DataCentric PDM como proveedores de servicios de email tenemos ante nosotros nuestro propio desafío: proveer a nuestros clientes con herramientas que les permitan evaluar la reactividad de sus usuarios de forma simple, rápida y precisa, de manera que podamos ayudar a alcanzar un mayor ratio de entrega en bandeja de entrada de lo que hasta ahora éramos capaces de hacer. El mundo está cambiando, ¡adaptémonos!

José Ramón García Layos

@jrglayos

Deliverability Manager

DataCentric PDM information Group.

Tambien te puede interesar

MÁS PUBLICACIONES