LA PODEROSA ‘DMA’ SE MUDA DEL DIRECT AL DATA
2 abril 2018

LA PODEROSA ‘DMA’ SE MUDA DEL DIRECT AL DATA

Recientemente descubrí por casualidad que la veterana y poderosísima DMA americana, Direct Marketing Association, había mudado el significado de su “D” inicial para convertirse en la Data and Marketing Association. La realidad del sector tiene ya su reflejo en el nombre de uno de los referentes mundiales, de Direct a Data es un hecho.

La DMA surgió de la asociación de compañías dedicadas a la venta por correo y a ella nos fuimos incorporando una corte de empresas proveedoras, seguidas de las agencias de direct marketing y posteriormente dio cobijo también a la ahora poderosa industria del e-commerce. Entre sus fundadoras se encontraban empresas que fueron verdaderas universidades del marketing directo como American Express, Readers Digest o Sears, entre otras. De ellas aprendimos los que hemos ido construyendo esta industria y en ellas se inspiro la FEDMA (Federation of European Direct Marketing Associations).

Tanto la DMA, como FEDMA han sido importantes lobbies que han determinado la evolución de los correos, la normalización de las estructuras postales y, desde el principio de los tiempos, la privacidad, tanto en Estados Unidos como en Europa. Asimismo, ambas entidades han organizado y siguen organizando importantes congresos anuales donde se forma, se premian campañas y se presentan las últimas tendencias y herramientas en industria auxiliar. Quienes han sido algo en este sector han coincidido en sus reuniones anuales en San Diego, Boston, San Francisco o Las Vegas. Había que ver y ser visto.

Con su empuje e influencia, la DMA ha ido atrayendo como socios a todas la empresas que hoy configuran el ecosistema de la innovación, el e-commerce y la privacidad. Comprueben que no falta nadie. www.thdma.org

Lo que me lleva a escribir estas líneas no es el poder de la DMA en el sector, sino la increíble naturalidad y discreción con la que se ha llevado a cabo la mudanza del direct al data. Se trata de un cambio que ya habíamos experimentado las empresas más veteranas del sector y verlo hoy en las siglas del principal punto de encuentro de la industria confirma que nuestro itinerario era el correcto.

Recuerdo ahora como hace ya muchos años, en las conferencias organizadas por Ramón Guardia – aún no existían Adigital ni sus predecesoras- yo, que ya trabajaba para algunos clientes americanos, me resistía a traducir direct por directo: el direct americano no tenia el significado contrario a indirect, sino que hacía referencia a dirigido, targetizado, no masivo. Por lo tanto, me empeñaba con ahínco en no castellanizarlo para no convertirlo en algo más estrecho. Tuve poco éxito en mi teoría y a los pocos años los gigantes de la publicidad abrieron sus agencias direct y los clientes abrazaron un nuevo modo de hacer publicidad: permitía ser medida!!!!.

Unir los términos DATA y MARKETING como ya ha hecho la DMA, reflejando una realidad más que consolidada, resulta hoy sumamente afortunado: no se puede entender el marketing sin el uso de los datos, ni se pueden tratar los datos de los consumidores sin pensar en el negocio.

Antonio Romero Sanchiz
Presidente de Datacentric PDM

Tambien te puede interesar

MÁS PUBLICACIONES