Albert Einstein dijo una vez: “La información no es conocimiento”
8 noviembre 2011

Albert Einstein dijo una vez: “La información no es conocimiento”

El universo digital y las claves para al conocimiento


En 2010, el universo digital alcanzó los 800.000 petabytes
. Todos los expertos y gurús hablan del dato y de la importancia que va a cobrar en las próximas décadas*. Auguran crecimientos anuales del 25-30% en los sectores relacionados con la ingeniería del mismo, como Business Intelligence o Text Analytics.

¿Cuánto está interpretable en código binario? Posiblemente menos del 5%. Básicamente la información almacenada en Excel-Access, CRM’s y ERP’s. Por lo tanto el resto está ahí fuera, pero no es usable de forma sencilla ni interpretable por los ordenadores. Mucha de ella son opiniones. Otra es referente a la competencia. Ideas y visiones de futuro… Forzando las estadísticas, podríamos decir que el 95% de la información no se usa para tomar decisiones empresariales. Así pues, podríamos concluir que Einstein tenía razón, información no es necesariamente conocimiento.

El gran reto para las empresas es en realidad como separar el grano de la paja de esa ingente colección de información. Qué es útil para las empresas y qué no. Qué está obsoleto y qué está vigente. Y sobre todo, como transformar esa información en conocimiento.

En TI hay un acrónimo que refleja fidedignamente este problema: DIK (data, information, knowledge). Creo que el nivel más básico serían los “datos” en estado puro, empíricos. Un conjunto de datos en un contexto determinado podríamos denominarlo “información”. Esta información sólo se convertirá en “conocimiento” si se sabe cómo transformarla para tomar decisiones.

La mayoría de las empresas en España son PYMES con una capacidad tecnológica, digamos, limitada. Pocas compañías disponen de CRM o ERP. Menos aún de un DW. Seguramente serán mínimas las que aplican tecnologías de data mining para recolectar información, menos aún las que buscan información en “otros almacenes” (como por ejemplo, lo que comentan sus clientes en la red de su última campaña), o las que trabajan con sistemas BI. Me pregunto cuál es el porcentaje de las que tienen analistas de información en plantilla o subcontratados…

Por lo tanto, desde mi punto de vista, dos son las claves para llegar al conocimiento, y aprovecharte del mismo: tecnología para recolectar información de almacenes diversos y analistas para transformar esa información a código binario interpretable.

Las empresas de bases de datos tenemos datos, ¡es nuestro negocio!, además razonablemente actualizados, que es muy importante (y otra de las claves). Y también tenemos o podemos generar “información” (aunque a veces no lo parezca) que puede ayudar a las empresas, junto con la suya (la información, digo), a convertirlo en conocimiento.

*  ”Big Data”, Mckinsey. // “Data everywhere”, The Economist.

Tambien te puede interesar

MÁS PUBLICACIONES