¿Qué son los datos abiertos?

Las empresas lideres de la nueva economía son aquellas que usan los datos para generar soluciones personalizadas o gestionar sus operaciones. Pero para construir soluciones de datos que nos permitan la toma de mejores decisiones o predecir el comportamiento de nuestros clientes y mercado no basta con nuestros propios datos, necesitamos datos externos que nos complementen nuestra data interna. La buena noticia es que parte de esta información está disponible sin coste y accesible con un uso libre, sin exigencia de permisos específicos. Estos son los datos abiertos, u open data, que tienen su raíz en una ética similar a otros movimientos abiertos, como el software libre.

Casos de uso de los datos abiertos

En términos de usos empresariales, estos catálogos de datos abiertos pueden ser incorporados a nuestras soluciones de datos para enriquecer información, para revelar patrones de compra de segmentos de mercado o para analítica predictiva. Imagina por ejemplo que quieres planificar tus operaciones en un centro comercial y sabes qué cuando hace una ola de calor o llueve se te multiplican por 2 los visitantes ¿no sería interesante enriquecer tu algoritmia con información de previsiones meteorológicas?

Como otros ejemplos de este tipo de datos abiertos tendríamos desde datasets habilitados por administraciones como el Portal de Open data de la UE o el Instituto Nacional de Estadística en España; a bases de datos sobre tendencias, como Google trends, o APIS que nos permiten acceder a todo el conocimiento de la propia Wikipedia.

La UE ha puesto el foco en el aprovechamiento de nuestra economía de este tipo de datos. La Comisión Europea ha propuesto una normativa específica, la llamada Data Act, que estimule un mercado de datos competitivo y que abra oportunidades para la innovación impulsada por los datos.

¿Quieres conocer más sobre soluciones para usar el Open Data en España?

Descárgate nuestro Ebook